• Lavar a mano.
  • Lavar por el revés con agua fría.
  • Enjuagar con abundante agua hasta que el agua salga clara.
  • No usar blanqueador.
  • Usar detergente suave.
  • No dejar en remojo.
  • No frotar con cepillo.
  • No frotar el cuello y puños entre si.
  • No retorcer, ni escurrir.
  • No secar en maquina.
  • Secar a la sombra.
  • Planchar por el revés a temperatura media con paño, para colores claros se puede planchar la prenda estando semi húmeda.
  • No planchar las perillas ni los puños abotonados.
  • No lavar en seco.
  • No remover manchas con solventes.
  • Procurar no usar perfumes directamente sobre la prenda.
  • Recordar ver los cuidados de la prenda en la etiqueta.
  • Tener cuidado de no rozar las prendas con elementos punzantes especialmente las texturas en seda y chiffon.